Inicio / Información / Las elecciones presidenciales de la República Dominicana se ven empañadas por las dificultades

Las elecciones presidenciales de la República Dominicana se ven empañadas por las dificultades

Las largas colas, las dificultades técnicas y los abandonos del personal electoral empañaron las elecciones presidenciales en la República Dominicana, una carrera que se espera que gane el actual líder Danilo Medina.

En este popular destino turístico caribeño acosado por la pobreza generalizada, algunos centros de votación abrieron ayer hasta con dos horas de retraso debido a problemas con los equipos electrónicos y a la renuncia masiva de los asistentes técnicos.

No menos de 3.000 asistentes presentaron su renuncia, dijo el jefe de la comisión electoral, Roberto Rosario, sin dar detalles.

Al emitir su voto en un colegio de la capital, Medina, que es favorito para vencer a sus siete rivales a pesar de la agobiante pobreza del país y la delincuencia generalizada, calificó las renuncias de “irresponsables”.

“El proceso se desarrolla con normalidad”, dijo.

Muchos centros de votación cambiaron a la votación manual debido a problemas con el voto electrónico, que se utiliza por primera vez.

“Estamos superando estos problemas, que son normales”, dijo Rosario.

Antes, prometió “las elecciones más transparentes de la historia de nuestra democracia”.

Pero algunos votantes estaban descontentos.

“Me he levantado temprano porque tengo que trabajar… Quiero votar y no pude”, dijo Mireya de la Cruz, una trabajadora del sector turístico que hacía cola en una escuela.

Medina, que se enfrenta a una oposición dividida, tiene un 89% de aprobación, según una encuesta de la consultora mexicana Mitofsky. Esto convierte al mandatario de 64 años en el líder más popular de América Latina.

“He votado por la continuidad. Danilo necesita otros cuatro años para mejorar la seguridad y trabajar con las escuelas”, dijo Roxana Almonte, una secretaria de 58 años en una escuela del centro de Santo Domingo.

El partido centrista PLD de Medina lleva 12 años en el poder en el país hispanohablante, que comparte la isla de La Española con su problemático vecino, Haití.

La economía está en auge gracias a los millones de dólares del turismo que acuden a los hoteles y playas de lujo del país. El año pasado creció un 7% y la inflación se situó en el 2,3%.

Sin embargo, se calcula que el 40% de los 10 millones de habitantes del país viven en la pobreza y la tasa de desempleo ronda el 14%, según las cifras del gobierno.

Puede interesarte

Los dominicanos de ascendencia haitiana cansados de los prejuicios en las urnas

A un mes de las elecciones presidenciales, un segmento de la sociedad dominicana teme que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *