Inicio / Novedades / La gente en la República Dominicana le dice a la compañía canadiense que no.

La gente en la República Dominicana le dice a la compañía canadiense que no.

Global Sisters Report está centrando una serie especial en la minería y las industrias extractivas y en las mujeres religiosas y otros activistas que trabajan para limitar los daños y el impacto en las personas y el medio ambiente, mediante la promoción, la acción y la política. El Papa Francisco el año pasado pidió que todo el sector minero se sometiera a “un cambio radical de paradigma”.

Con botas de goma hasta la rodilla y una camiseta holgada, Genaro Rodríguez guía a tres mujeres jóvenes por los bosques de Loma Miranda, una de las montañas de mayor biodiversidad de la República Dominicana.

Rodríguez, que es conocido como el mejor guía local para este tipo de excursiones de montaña, ahora considera que su trabajo es existencial: Cree que la apreciación de primera mano de la belleza natural podría ayudar a movilizar la lucha nacional para preservar la montaña de posibles operaciones mineras.

“Bebo esa agua, me baño con esa agua, vivo de esa agua”, dijo, señalando los manantiales donde las jóvenes se habían zambullido para nadar. “Entonces, ¿por qué no me sacrificaría por las generaciones futuras para tener esa agua?” dijo. “El dinero sólo compra lo barato.”

Loma Miranda se encuentra a 10,5 millas (unos 17 km) de la ciudad de La Vega. Conocida como “cortina verde” que sirve como esponja natural para los vientos alisios opuestos, la montaña absorbe y recoge la humedad de las nubes que golpean la vegetación, causando un fenómeno único conocido como precipitación horizontal, en el que la humedad baja por las plantas y se acumula en los cuerpos de agua.

Loma Miranda proporciona la mayor parte del agua de la región local y actúa como una barrera natural, protegiendo a las comunidades circundantes de los ciclones y otros desastres naturales, según Vega Real, una cooperativa ambiental nacional.

La serenidad de Loma Miranda oculta la batalla campal que se libra actualmente en la República Dominicana: designar la montaña como parque nacional para protegerla de los intereses mineros. La “mina de agua” -como los lugareños suelen referirse a la montaña- es rica en níquel en su subsuelo, lo que la convierte en un atractivo destino de inversión para las empresas mineras extranjeras, a saber, la canadiense Falcondo of Americano Nickel Ltd., conocida oficialmente como Falconbridge Dominicana.

Los residentes locales dicen que están librando una batalla ardua contra un gobierno que parece estar alineado con poderosos intereses mineros.

“Esta es la primera revolución social a favor del medio ambiente en la República Dominicana después de su fundación”, dijo Yanio Concepción, presidente de Vega Real, que tiene como tema central la preservación de Loma Miranda. “Es una lucha romántica y utópica, pero está basada en la realidad, en la Tierra”.

Una encuesta del sitio dominicano de noticias Hoy encontró que más del 80 por ciento de la población del país (de unos 10,5 millones) se opone a los proyectos mineros en Loma Miranda.

“Nosotros como dominicanos sabemos que la minería es importante para el avance de la tecnología, de la vida moderna”, dijo el senador Euclides Sánchez, quien representa a La Vega, a Global Sisters Report. “Y hay lugares donde las minas pueden ser excavadas con seguridad. Pero en una isla tan pequeña como Española, las minas – especialmente lo que se está considerando para Loma Miranda – son invasivas para el medio ambiente, y tenemos limitaciones, siendo uno de los dos pequeños países que comparten una pequeña isla”.

“El poder económico es ciego, y ser ciego es peligroso cuando la Tierra, especialmente nuestra isla, es frágil”, dijo.

Puede interesarte

¿Pueden matarte los cocos que caen o los cocos que vuelan?

Aquí en la República Dominicana, tenemos una gran cantidad de cocoteros. Añaden encanto y personalidad …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *